Destino: Máncora

Estoy súper atrasada con las publicaciones de este mi blog, ya hace casi un año regresé de viaje del viejo mundo y ni siquiera he escrito una palabra. Pero como no importa qué tan tarde hagas las cosas si no que las hagas voy a empezar.

Ahorita me encuentro en Máncora un hermoso balneario al norte del Perú donde hay sol los 365 días y donde si bien el agua del mar no es celestita ni cristalina, es tibia y deliciosa,  tiene un poco de piedras pero es cuestión de ubicar el sitio correcto. Estoy hospedada en el Hotel Las Pocitas de Mancora y me encanta, es súper tranquilo, grande, todas las habitaciones tienen vista directa al mar y se respira mucha paz. Si quieren hacer un viaje de relax, tener una aventura entre el mar y ustedes pues este es el lugar, se los recomiendo.

IMAGE
Esta es la vista desde la terraza de nuestra habitación, nos toco la numero 22, la última de todas. Si llegan a ver una cabeza en el fondo, en la primera sombrilla, es mi O que seguro está leyendo.

(Mientras les escribo me está entrando un sueñito… es que deberían escuchar la calma, las olas…)

SUBIREMAILFacebookTWITTER